Tuesday, February 13, 2007

FIN DE EXILIO (1990)



I


Vuelvo a encontrarme con ese arco de esperanza
A encontrarme con mi madre que me espera


A buscar los antiguos libros y las ventanas
Para ver si aun puedo admirar esas montañas.


Regreso para encontrarme con mi abuela
Después de diez años aparte


A desenterrar los ríos precipitados que me esperan
A fuerza de torrentes mecánicos


A buscar pequeñas burbujas salpicadas de ese tiempo.
Vuelvo a encontrarme conmigo mismo


Con los amigos que se quedaron
Los que sobrevivieron el espanto y el sigilio.


Vengo detrás de los discursos blancos a los estrados vacíos
Me llevo ese palmazo por la espalda


Le pido mil disculpas al meridiano que me cobija
Pero este viaje no lo entrego jamás.


He confundido fechas y olvidado el horizonte
A veces, repito, esto ha sido a veces


Me he ido levantando de espalda a la torpeza
Y he buscado como un hambriento el lecho de las raíces.


Voy al encuentro del niño abandonado
-Uds saben a lo que me refiero-


entre alambres y gatillos oxidados
voy a ver y me temo a mí mismo.


No sé si soy de aquí de allá o del mas allá
porque si me preguntan de donde soy
ya no sé lo que debo contestar.


Este es el fin de esta cacería atrasada
La fortuna me espera y espero que así sea


Para darme la fuerza de enfrentarme a la imagen
Del cadáver de 10 años de un exilio terminable.






1 comment:

CAZADORA-RECOLECTORA DE TU MEMORIA said...

Compañero!
Te había extrañado, no estabas en este vacío virtual que a la larga, es un río que nos une a lo largo y ancho del planeta exiliado.

¿Puedo usar este poema para la introducción de mi estudio acerca del EXILIO-RETORNO?
La tribu te espera, amigo, estés donde estés.
Adriana
Centro Estudios Memoria y Derechos Humanos
Lic. antropología-arqueología
Santiago
Chile