Sunday, March 18, 2007

JAMES K (HEMI) BAXTER EL Profeta Maldito de Jerusalem



*James K. (Hemi)Baxter,El Profeta Maldito de Jerusalén



Cuando James K. Baxter tenia 11 años escribió en la cubierta de un cuaderno escolar las siguientes palabras proféticas: «Libro 1- Poesía original – J.K. Baxter, nació el 29 junio 1926 y morirá cuando él y la naturaleza lo decidan.»

Así, J.K. Baxter, quien era profundamente católico y altamente contradictorio, se convertiría en vida en el poeta maldito de Nueva Zelandia, es también uno de los poetas más importantes de la lengua inglesa del siglo XX.

Toda su vida se mantuvo leal con la poesía y con misma suerte de todos los poetas verdaderos, al igual que Neruda y Breton, se involucro profundamente en la situación política, social y cultural de su país. También recibió de su padres importantes lecciones: su padre, quien era descendiente de pionero escoceses, fue consecuente con su convicción pacifista, antibélica, que rehusó participar en la Primera Guerra Mundial, opción que le causo castigo y sufrimiento, en una sociedad conservadora estrechamente ligada a los destinos del imperio británico.

Su madre era graduada de la Universidad de Cambridge en Lenguas Modernas, algo poco común en esa época para una mujer intelectual. Pero es el pacifismo del padre que marca al poeta, quien revela una permanente convulsión interna en respecto a los aspectos deshumanizadores de la cultura contemporánea y de los sistemas políticos limitantes de la libertad individual.


* En el poema «A Mi Padre»dice:


“Te compararé aun arco doblado

Y yo, a una flecha lanzada al aire resonante ,vacío

Y debo irme a su tiempo, mi amigo

Donde no puedes seguirme

No es amor el que me mantiene joven,

La flecha oxidada y el arco sin usar.

Tenemos una sola meta;

liberar a los hombres del miedo, la costumbre y de la muerte incesante

Del sí contra sí mismo, de ciudad contra ciudad
Así entenderán la paz para la que nacieron.” (To my father)


El tejido de estas circunstancias ha producido en Nueva Zelandia (Aotearoa en la lengua Maori) sus propios mitos contemporáneos y una poesía nueva que nos llega hasta hoy con esta voz desafiante y única. La voz de J.K. Baxter hay que leerla con la perspectiva histórica y social en la que maduró y que expresó a si misma y al mundo que la rodeó.

El poeta recibió la burla y el desprecio, fue seguido por los abandonados de este mundo y fue perseguido por un sistema añejo y conservador de la época, que fue implacable e con su crítica.

J.K. Baxter recibió esto con contradicciones enormes, donde se debatió su interpretación de su fe y el mundo.
*
El poema: Al lado de la tumba de Teseo


Las zarzas y gramales se enredan

Sobre el túmulo de huesos gigantescos

Este rey despreció el amor materno

Subyugó el caos taurino, levantó

Un acueducto, un cenotafio.

Sus huesos se pudren como todos los demás

El odio humano, la culpa humana

Mueven la máquina del estado.

El mendigo cojo que en la puerta espera

Tiene libertad todavía para reír o escupir.

Aquellas enredadas ramas se germinan

Sobre huesos que nunca conocieron el amor.
*
*
Desde su posición humanista y profundamente cristiana, no pudo sino estar cerca del pueblo maori (tangata whenua), quien desposeído de tierra y de una cultura luchaba con sobrevivir.

Las contradicciones dialécticas se hicieron transparentes en su vida, llevando la denuncia social, al igual como lo había hecho, a los antiguos profetas. Hemi como mas adelante lo bautizarían los maories, y que en Ingles significa James, se enfrento a ello como un cordero abandonado, dejando el secreto de su poesía hasta nuestros días.


* El Jesucristo Maori


Vi al Jesucristo maori

Caminando por el puerto de Wellington

Llevaba pantalones azules de algodón

Sus cabellos y su barba eran largos

Su aliento era de mejillones y pararoas

Cuando sonreía era como el amanecer

Cuando soltaba un flato los pececillos se asustaban

Cuando fruncía el ceño la tierra se sacudía

Cuando reía todos se emborrachaban.

El Jesucristo maori pasó a tierra firme

Y eligió a los doce apóstoles

Uno aseaba los servicios de la estación de tren
Tenía las manos rojas de frotarlas

Tratando de sacarse la mierda de los poros.

Otro era una prostituta que iba gratis

Otra era un ama de casa que se olvidó la píldora

Y que echo el televisor a la basura

Otro era un pequeño oficinista

Que quiso prenderles fuego a las oficinas del Gobierno

Sí, y había algunos otros

Otro era una triste y vieja mujerzuela

Otro era un cura borracho que se volvía

Lentamente loco en una parroquia respetable.

El Jesucristo maori dijo,-hombre,

De hoy en adelante va a brillar el sol.

No obró ningún milagro;

Se puso en el suelo a tocar la guitarra.

Al primer día lo detuvieron

Por no tener medios visibles de mantención

Al segundo día lo golpeó la policía

Por decirle a un detective que su casa no estaba en orden

Al tercer día lo acusaron de ser maorí

Y lo condenaron a Monte Crawford por un mes

Al cuarto día lo mandaron a Porirua

Por haberle dicho al guardia que el sol dejaría de salir.

El quinto día duró siete años

Los que trabajó en la lavandería del asilo

Al sexto día le dijo al jefe médico

-Soy La luz en el Vacío

Soy quien soy.

Al séptimo día lo lobotomizaron

Partiendo en dos la mente del Señor.

Al octavo día no salió el sol

Ni salió al día siguiente

El Señor no estaba ni vivo ni muerto

La oscuridad del Vacío montañoso, profundo, oscuridad civilizada

Se posó sobre la tierra de allí en adelante.
(The Maori Jesus)
*
Por 1958, y habiéndose unido a Alcohólicos Anónimos, comienza a tomar forma su última conversión y la que marca su vida hasta el final. En ese año gana una beca UNESCO que lo lleva a la India y a Japón donde es estremecido y provocado al ser testigo de la situación de los pobres y la miseria que alli cunde. Siguiendo un llamando en un sueño, como así lo relatara el mismo, una voz le había ordenado “ir a Jerusalén”, un pequeño caserío maori, a las orillas del río Wanganui, cerca de Wellington. Allí, es donde llegaría más tarde, solo con un cambio de ropas y una Biblia,y donde mas tarde formaría una comunidad de trasgresores del sistema, convirtiéndose en su profeta fatal y entrando así en la historia de Aotearoa, Nueva Zelandia.
*
“Aquí en esta mañana no está el Vice Quad

Para mantenerme a tientas,

me persigno una vez

Digo salud santa reina y me voy

A hablarle a Morgan

”La casa está sucia Mr Baxter!

esa no es la manera de mejorar a nadie”

“Mire, Mr Morgan

Esto es un Marae Pakeha

Solo soy su habitante-

Puede ver la droga

Han estado usando alcohol”- El oficial no dice nada

Pero da vueltas como un toro español

Mientras los niños salen de la cama.

Creo que le gusta el lugar

Se sienten en casa- pero son las 9 AM

Allí estoy yo, los pájaros y las hermanas Aquinas

Golpeando la puerta con un plato de frijoles enanos


( Poema 33 Sonetos de Jerusalén)
*
Su madurez de hombre y de poeta lo ha convertido en el poeta de mayor significado en la sociedad neozelandesa a la cual, crítico severamente por su olvido de los más pobres. Como si poesía y profecía, la verdadera expresión poética, se auto confundieran, esta contradicción fue encarnada en la vida y la poesía de Hemi Baxter. Hoy, muchos neozelandeses y maories tienen alguna anécdota con aquel poeta descalzo cuya presencia esta casi tibia en los senderos de estas tierras. Su figura oscura y profética nos habla de un tiempo de sueños honestos donde quienes vivieron esa esperanza la llevaban en su corazón como un regalo maravilloso.


“La oscuridad de si mismo vuelve

Ahora que la casa está vacía

Un presentimiento de peligro en la pieza oscurecida

A media luz vista a través de un marco cuadrado

Redonduelas pegajosas dejadas en la mesa

La oscuridad, el aleteo de una polilla "
*
En Jerusalén, a las orillas del rio Wanganui, Hemi, profeta, vagabundo y descalzo, formo una pequena comunidad acompanado de hippies y perdidos a quienes rescataba de las calles y de la soledad. Alli escribio «Sonetos de Jerusalén» que se pueden leer como un todo o en una secuencia de poemas. El poeta, se convirtió en una espina clavada en la conciencia del mundo neozelandés de esa época.
*
“Hermanos, las nueces verdes están hinchándose

En los árboles debajo de los cerros

Redondos y duros, del tamaño de un escroto humano

Y después se caen en el césped

Para nosotros y la gente del pa:

Me siento en la oficina del transporte esta mañana

De otoño, con el sol brillando.

No hay una sola nube.

Ria, Toro Poutini, hablan de sus muchos nietos

Y les digo

Que donde crecí en la Isla del Sur

Había una roca donde mi padre pescaba

Algunas veces tiraba su red en el canal - El mar es una cosa que extraña

Arriba en el río me dice Poutini

Tienes el mar como tienes el río “*

Poema 8 Testamento de Otoño
*
Cuando la naturaleza lo llevara a su último viaje, su alma de poeta semilló los montes y los bosques semi tropicales, dejando así, árboles de inmensas hojas y helechos gigantes, hermosos testigos de su poesía, la cual aún palpita en la sangre en la tierra de Maori.

Muere el 26 Octubre de 1972 de la ciudad de Auckland, mientras visitaba a un amigo.
Como despedida J.K .Hemi Baxter nos deja esta canción


Song for Sakyamuni (1971)


Había un hombre que vivía en Jerusalén

Tenia un abrigo viejo, tenía las unas de sus pies largas.

Los periódicos inventaban historias sobre el

Para entretener a las dueñas de casa

porque no podía vivir en el reino de la ansiedad

como todo otro hombre

Ha de irse a su casa como cualquier conejo a su guarida?

Dios era su problema; Dios y el universo

Tenia-digamos-un problema de identidad-

Ahora, si vas al valle de Jerusalén

Encontraras que el silencio es como cualquier otro silencio

Encontraras que el río es como cualquier otro río

Encontraras que la lluvia es como cualquier otra lluvia

Pero el viejo salio de la fotografía

Dejando el marco vacio.

4 comments:

Hemi Baxter said...

OMG THAT IS REALY MY GREAT GRANDAD I AM HEMI BAXTER!!!!

Hemi Baxter said...

OMG QUE ES REALMENTE MI GRAN GRANDAD SOY HEMI BAXTER!!

Hemi Baxter said...

¿por qué es esto en español?

Hemi Baxter said...

OMG THAT IS REALY MY GREAT GRANDAD I AM HEMI BAXTER!!!!